¿Por qué me gusta tanto “500 days of Summer”?

Fue como hace 6 años que vi por primera vez esta película y recuerdo la sensación que me dejó al finalizar la misma: ¿fue un final feliz? Era la primera vez que veía un desenlace en el que los protagonistas no terminaban juntos; sin embargo, tampoco se podía afirmar que era un final triste. Debí haber hecho caso a la advertencia que aparece al inicio de la película, pero no lo hice.

Recuerdo también esa sensación de haber vivido esa película. Aunque no con la misma intensidad que Tom, sentía que yo también había tenido mi Summer. Estaba en el colegio y mis días pasaban entre mi casa, colegio, academia y si en la noche quedaba tiempo y energía, seguir estudiando. Fue entonces cuando la conocí.

Era la chica más hermosa de todo quinto grado de secundaria y no hablaba con muchas personas. La historia de cómo terminé con ella cuando en ese tiempo era algo tímido y me concentraba solo en mis estudios, es algo larga y hasta ahora mis amigos de la promoción siguen buscando alguna explicación paranormal.

Lo cierto es que si bien al igual que Summer y Tom, para todo el mundo éramos pareja (y actuábamos de ese modo), ella siempre me advertía que éramos solo amigos, que cuando terminara el colegio debía viajar y tomar otro rumbo, algo que en mi inocencia no entendía, pero que tampoco buscaba darle una explicación, lo importante era que disfrutaba eso y estaba ilusionado.

Ella era 2 años mayor que yo y tenía mucha más experiencia, me sacaba de mi zona de confort y me obligaba a realizar cosas que nunca hubiera hecho por mi propia cuenta (sí, las pocas veces que “me tiré la pera” en el colegio, fue por ella), además de pasarnos horas conversando por teléfono (y sí, aunque me cause vergüenza admitirlo, hacíamos el patético “cuelga, tú”, “no, cuelga tú”). Lástima que para ese entonces mi inexperiencia no me advirtió lo que se venía (¡hubieran sacado la película antes!), todavía no tenía esas lecciones que la película muestra.

LECCIÓN 1 – “Solo porque a una chica linda le gustan las mismas cosas raras que a ti, no significa que sea tu alma gemela”.

Solo basta recordar los primeros meses de cualquier relación que hayas tenido. Aparentemente esa otra persona no tiene defectos y de alguna forma tu cerebro (a quien le encanta la oxitocina) solo busca resaltar sus virtudes y las muchas cosas que tienen en común.

Pero como bien dice la hermana de Tom, todo está en tu cabeza, por eso lo importante -creo yo- no es buscar a una persona con menos defectos, sino alguien a quien quieras A PESAR de esos defectos y que pueda tolerar con humor los tuyos.

LECCIÓN 2 – “La mejor forma de olvidar a una mujer, es convertirla en literatura”.

10802574_352760888230053_1741941587_n

Sabiduría popular

Ese fue el consejo que le dio el amigo de Tom y es tan cierto. Por lo menos funcionó en mí. Recuerdo que me puse muy triste cuando mi “Summer” terminó el colegio y se cumplió lo que me advertía, pero creo que me dolía más saber que no se había cerrado un círculo, no “terminamos” porque en realidad nunca “estuvimos”. Al convertir tu historia en Literatura, tú puedes darle tu propio final y consigues además, poder desfogarte.

LECCIÓN 3 – Summer NO ES MALA y tener siempre presente que la expectativa siempre será diferente a la realidad.

Sé que muchos la odian, pero creo que es porque todos la conocieron desde la perspectiva de Tom, pero si alejamos un poco la cámara y le damos algo de perspectiva, en realidad Summer, siempre fue sincera, desde el principio. Fue Tom quien empezó a mezclar sentimientos y se puso muy “intenso” conforme pasaba el tiempo. De hecho, creo que Summer se alejó en el momento preciso, como para ayudar a Tom; el problema es que él, al igual que yo en su momento, no vio las señales, no escuchó con atención, y lo más importante, no estaba preparado para ese tipo de relación, de hecho, fue él quien mintió al respecto cuando le dijo que le parecía “bien”, cuando en realidad, no era así.

También aprendí a no crearme expectativas de nada ni de nadie, porque al igual que en el clip, la realidad es imprecisa. Un pequeño gesto, el tiempo, las palabras, todos ellos son variables que pueden cambiar el curso de toda una tarde.

LECCIÓN 4 – “No puedes atribuirle un significado cósmico a un simple evento terrenal. Coincidencia, eso es lo que siempre es. Nada más que una coincidencia”.

Quizás la lección más importante de todas: no existen milagros, no hay tal cosa como “el destino”. Las películas, la sociedad misma, las canciones románticas, entre otras cosas, nos engañan todo el tiempo para hacernos creer que aquello que los humanos consideramos como amor, está “escrito”. Nada más falso.

Uno construye su propio destino y eso está bien. Es más, la experiencia enseña que esas relaciones que empiezan sin tanta “chispa” ni mucha expectativa al principio, son aquellas que duran más. Pero en nuestra juventud, siempre buscaremos la “chispa”, lo más parecido a una película, nuestra propia historia, porque al igual que en “500 days of Summer”, no importa si sabes todo esto y te lo advierten desde el principio, uno elige creer en la magia, lo místico, es nuestra naturaleza humana: uno siempre creerá ser el protagonista principal de esta película llamada vida.

DESENLACE

¿Qué pasó con mi “Summer”? Por lo que sé, actualmente tiene un novio y está muy enamorada, diríamos, citando la película, que con esa nueva pareja está segura de algo sobre lo que nunca estuvo segura conmigo.

¿Qué pasó conmigo? Bueno, el tiempo hizo su trabajo. Al poco tiempo la convertí en literatura, luego dejé de sentir todo lo que sentía por ella y después, al igual que en la película, simplemente me sentí feliz por ella y muy agradecido no solo por la experiencia de haber estado con esa mujer mayor que todo el colegio deseaba, sino también, por las enseñanzas aprendidas.

Pasando los años, eso que sentí por ella, lo sentí, con mayor intensidad, por otras mujeres de las cuales con algunas todavía guardo comunicación y otras simplemente, no sé que será de su vida. Lo que venga más adelante, es un enigma, pero de algo estoy seguro: cuando conozca a esa persona, no esperaré un “evento sobrenatural”, solo la invitaré a salir, antes de que sea demasiado tarde y LOS FUJIMORISTAS DESTRUYAN EL PAÍS. ¡¡ QUÉ LES PASA !! PTM, GALARRETA ERES UN VENDIDO DE MIERDA.

summer

Acompáñame en Twitter: @geanmiranda

Anuncios

¿Deben tachar a Julio Guzmán?

Julio Guzmán en su hora más crítica (Fuente de la imagen: La República)

Dentro de un sistema democrático existen normas constitucionales que velan por los derechos más fundamentales. En nuestro país, el derecho de elegir y ser elegido tiene rango constitucional, lo que significa que tiene tanta importancia que nuestros gobernantes buscaron protegerlo con una ley fundamental, la norma jurídica suprema en un Estado de Derecho. Esta protección tiene tanta relevancia para todos nosotros, que incluso podemos ver hoy a una persona que tiene prisión preventiva, compitiendo en la carrera electoral.

¿Eso significa que todas las leyes que están dentro de la constitución son irrestrictas? Pues no, por ello existen leyes dentro de la misma constitución o de rango inferior que limitan y ponen reglas de juego que buscan evitar el abuso y la distorsión de la misma. Es por ello que la constitución protege el ejercicio libre de cualquier confesión religiosa PERO siempre que no ofenda la moral ni el orden público, ¿qué busca con esto? pues que cualquiera no intente protegerse con su libertad constitucional de ejercicio libre de confesión religiosa y realice actos que puedan hacer daño a otras personas. Así mismo, la constitución PROTEGE el derecho de opinión, expresión y difusión del pensamiento, PERO deja al Código Penal el trabajo de poner límites a ese derecho (así cualquiera, no podría ampararse mediante la constitución al difamar o calumniar a alguien). Los ejemplos podrían nunca terminar.

¿Cuál es el fin de estas reglas juego? El objetivo único y final, es la paz social. Es decir, evitar conflictos o resolverlos cuando los hay. Así, por ejemplo, si bien la constitución protege el derecho fundamental de elegir y ser elegido pone tres restricciones claras (resolución judicial de interdicción, sentencia firme de pena privativa de libertad o sentencia de inhabilitación de derechos políticos) y deja a los organismos electorales poner otros límites a ese derecho, con la finalidad, nuevamente, de buscar la paz social. Con ello, un terrorista o un enemigo del sistema democrático, no podría participar, incluso si contara con un 80% del respaldo popular. La democracia no es tonta.

¿Qué pasa con el caso de Julio Guzmán? Básicamente, el incumplimiento de su estatuto, es decir, las normas de su propio partido. Dichos incumplimientos, aunque puedan sonar absurdos e irrelevantes, (su estatuto decía que debían reunirse con un aviso de 15 días de antelación -lo hicieron con 14 días de antelación-, así como no obtener el quórum mínimo requerido) son fundamentales, pues con ello, los organismos electorales, buscan evitar conflictos y espera que se respete las normas que el propio partido establece.

Ahora bien, en el caso de Julio Guzmán eso no sucedió, ABSOLUTAMENTE NADIE impugnó las decisiones tomadas, no hubo conflicto alguno, ni un solo miembro del partido vio su derecho vulnerado e incluso, al día de hoy, ni uno parece estar disconforme y encima, confirmaron tal decisión de forma expresa. Si hubiera miembros del partido no conformes ahora (aunque su derecho de reclamar ya prescribió), podría ser más complicado, dado que se podría argumentar, con justa razón, que no fue una decisión democrática, pero ello no sucede. Es decir, el ROP, en lugar de buscar evitar conflictos, acabó creando uno.

Lo que resulta todavía más preocupante, es que en medio del proceso, cuando el partido de Todos Por el Perú (TPP) estaba en plazo de presentar un recurso de reconsideración, el jefe del ROP sale a declarar, sin titubeos, que en TPP eran totalmente culpables, dado que ellos faltaron a sus propios estatutos. Dichas afirmaciones, representan un claro ejemplo de incumplimiento al principio de imparcialidad, y si ello resulta grave en un procedimiento común, en uno matizado con tintes políticos y de testigos la población en general, resulta todavía más penoso.

Creo que las únicas instituciones que todavía la población no consideraba contaminadas, eran las electorales. Absolutamente NADIE se atrevía a realizar una afirmación que pusiera en duda la imparcialidad de dichas instituciones, eran (son) nuestra luz entre tantos organismos manchados por la corrupción; sin embargo, gracias al jefe del ROP, es la primera vez que se puede observar tantas suspicacias alrededor de dichos organismos, lo que resulta triste para cualquier profesor de Derecho que busca convencer a sus alumnos que se puede construir instituciones fuertes e independientes.

Una resolución del JNE que termine en la tacha del partido de TPP sería negativo, no solo porque sería una decisión de una institución que permite postular a candidatos con cuestionamientos de mayor relevancia (prisión preventiva, denuncias de plagio o de eventos de cócteles que superan el medio millón) sino también porque vulnera el derecho constitucional de muchos peruanos. Se debe considerar también, que no solo es un tema legal, hay política de por medio, y si querían hacerlo (tacharlo), eligieron el momento menos preciso (cuando es segundo en las encuestas), a esto sumado que existen muchos jóvenes que por primera vez muestran gran interés en la política nacional, solo alimentarán sus frustraciones, su indignación, sus ganas de querer patear el tablero democrático. El JNE estaría creando conflicto cuando debería evitarlo, peor aun cuando se filtraron informaciones de periodistas (Beto Ortiz y Renato Cisneros) que afirman saber la decisión de los jueces, antes incluso de un pronunciamiento oficial, lo que generaría mayores cuestionamientos sobre la imparcialidad de los mismos si deciden tachar la candidatura de Guzmán.

Lo que me preocupa no es la tacha de Guzmán, sino el mensaje que dejaría el JNE y el impacto que tendría en los jóvenes, ¿qué podría hacer un verdadero enemigo del Estado de Derecho con tanta frustración colectiva?, ¿se está velando por un fin último supremo o uno particular?, ¿cómo quedaría la imagen institucional de los organismos electorales? Son respuestas a la deriva que nadie puede anticipar, pero que uno espera que sin importar el pronunciamiento, exista una buena argumentación de la misma, porque definitivamente, sea cual sea la decisión, esto traerá harta cola.

Acompáñame en Twitter: @geanmiranda

Minutos de locura

Solo quería una aventura, llenarme de batallas, desafíos, tormentas y requiebros. Emular al Cid Ruy Díaz que era buen caballero, pero no tenía nada que ver con el Caballero de la Ardiente Espada, él era capaz de partir a gigantes sin mucho esfuerzo.

Quiero ser sincero al afirmar que no estabas en mis planes, no sé como sucedió que te cruzaste en mi camino, aunque tu inmensurable hermosura me conmovió, pensé que serías una de las tantas doncellas que en mi trayecto colmado  de aventuras tenía que rescatar.

No puedo olvidar tu voz, tu aroma, tu mirada penetrante, tu risa contagiante cada vez que intentaba sorprenderte con una de mis tantas aventuras, cuando te prometía el hermoso castillo en el que viviríamos juntos. Recuerdo recordarte y sonreír al hacerlo, fue la primera vez que en realidad sentí miedo,  que experimentaba tantas sensaciones juntas.

Sabía que lo nuestro era prohibido, que el oráculo del destino nos lo había advertido: “si juntos están, miles de maldiciones sobre ustedes caerán, muchos peligros enfrentarán”.

En mi debilidad, el solo recordarte, hacía mis fuerzas recobrar, pero ahí también descubrí que eras mi mayor debilidad. No quería ponerte en riesgo, decidí alejarme porque lo nuestro no debía ser, elegí resignarme a no probar del dulce néctar de tus labios otra vez, esos que me hacen temblar.

Siento que debería luchar, que sin importar las maldiciones o peligros, vencer todos los obstáculos, te protegería y no dejaría que nada malo te pasara. No sé que será de nosotros, quizás ya llegó a su fin ese pudo ser que nunca fue, quisiera decirte muchas cosas más, pero no tengo mucho tiempo, tengo gigantes y hechiceros que aniquilar.

Hasta una nueva oportunidad.

La buena literatura

En estos últimos días un intenso debate se inició en la red. El crítico literario Gustavo Faverón expuso en su blog los motivos por los que no estaba de acuerdo con la designación de Gastón Acurio como jurado del concurso “El cuento de las mil palabras” de la revista Caretas (aquí su artículo completo). Gastón Acurio a su vez le respondió en un comentario y anunció su renuncia, por otro lado el periodista Juan Manuel Robles escribió sobre lo bueno que sería que el gremio literario sea algo más “unido” (aquí su artículo completo) lo que provocó la respuesta de Gustavo Faverón, quien luego de escribir sobre la necesidad que exista una “buena literatura” en el país, provoca la respuesta de este humilde blog.

Gustavo Faverón (izquierda), Gastón Acurio (medio) y Juan Manuel Robles (derecha)

¿Cómo y por qué es que Gastón Acurio acepta ser miembro del jurado de un concurso literario? La respuesta es, obviamente, que la revista le ofrece esa posición porque cree que su presencia mágica llamará a más lectores, que convertirá a sus comensales consuetudinarios en súbitos amantes de las letras. ¿Pero por qué acepta Acurio? ¿Y por qué debería la esfera literaria peruana aceptar que el chef-empresario tiene alguna idea de cómo decidir que una obra literaria es mejor que otra, más válida o más original o más valiosa o más encomiable?

-Gustavo Faverón

——————————————–

Para interpretar en sentido positivo la idea central de tu critica creo que si un sector que tiene audiencia, es usado como motor para que ayude a aumentar la audiencia de otro sector no tiene porque ser malo. Es una herramienta. Es evidente que no soy un escritor literario, aunque toño cisneros se empeñe en decir que sí, ni tengo ninguna pretensión para serlo. Solo quise ayudar.

Gastón Acurio

No pretendo hacer de este post una diatriba a Gustavo Faverón (persona que admiro mucho por su pasión por la literatura y su gran inteligencia) ni una oda a Gastón Acurio (otra de las personas que admiro y que apoyé en un post anterior cuando lo criticaron por un tweet).

Lo que quiero exponer es el porqué creo que todos los actores mencionados lineas arriba fallaron en algún punto de su argumento. También quiero responder a Gustavo Faverón sobre un punto en particular: “La buena literatura”.

Pero primero, me gustaría detenerme en algunos puntos.

“La verdad que ni le hago caso ni sé quién es”, es lo que ha dicho Gastón Acurio sobre Iván. Cabe entender que si no le hace caso es porque no cree que su opinión sea válida.

-Gustavo Faverón.

Aquí existe un error, Gustavo realiza una suposición de juicio en base a una frase corta que puede tener múltiples interpretaciones, el mismo Gastón Acurio brindó la suya:

Cuando recién estallo este lamentable asunto, muchos me preguntaban por twiter que me pronunciara y por eso respondí a una persona en el sentido No le hago caso porque que es una opinión que no debe generar mayor escandalo. Y no lo conozco porque efectivamente no he leido ninguno de sus libros, lo cual en todo caso debiera dejarme a mi peor al demostrar mi falta de cultura literaria. Como casi siempre, la pita fue jalada para el otro lado y se interpreto despectivamente cuando en realidad se trataba de un intento de evitar entrar en la polémica. En todo caso pido disculpas al sr Thays por ello.

-Gastón Acurio

Al final del artículo, Gustavo termina con una afirmación que sinceramente no creí que un hombre tan inteligente como él se animara a realizar, lo leí una y otra vez ¿Gustavo Faverón había escrito eso? Definitivamente quiero creer que fue un lapsus o lo escribió con algo de indignación y sus emociones nublaron su razón. La frase de la que hablo es la siguiente:

lo siento mucho, un chef no es un artista ni un intelectual y en algún momento los artistas y los intelectuales peruanos deberían hacérselo saber. La literatura es idealmente para todos, pero la crítica literaria no lo es. Cocinero, a tus sartenes.

-Gustavo Faverón

Artista.- Persona que ejercita alguna arte bella // Persona dotada de la virtud y disposición necesarias para alguna de las bellas artes // Persona que hace algo con suma perfección

Intelectual.- Perteneciente o relativo al entendimiento // Espiritual, incorporal.

Fuente: RAE

¿Un chef no puede ser artista ni intelectual? Una generalización prejuiciosa, absurda y sin ninguna base más que al parecer el de la propia (mala) experiencia. ¿El ser chef te exime de intelectualidad? ¿el estudiar gastronomía nubla tu creatividad y suprime tu inteligencia? No existe ninguna prueba científica al respecto.

Por su parte el periodista Juan Manuel Robles también se pronunció al respecto.

“puede que Gastón no sepa de literatura, pero sabe de tendencias, de mercados, de cómo va el mundo. Y el mundo, particularmente el Perú, es un lugar donde la gente lee cada vez menos.Quizás a quienes escribimos nos falta algo de eso. Quizás no entendemos que estamos en tiempos de crisis. Y que celebrar a otro escritor, olvidando un rato sus defectos, envía vibraciones positivas a los posibles lectores. Esos que se nos escapan mientras lanzamos petardos de mala leche”-Juan Manuel Robles

De acuerdo con sus premisas. Gastón sabe de tendencias, mercados, de cómo va el mundo y en el Perú las personas cada vez leen menos. Aunque no creo que sea ese motivo suficiente para celebrar a otro escritor “olvidando sus defectos”, este blog tiene un espacio dedicado a la ciencia y el pensamiento escéptico por lo que las “vibraciones positivas” sea en sentido figurado, me parecen una tontería, pero estoy completamente de acuerdo con el tema de fondo que toca Juan Manuel y es que falta un buen manejo “marketero” (y eso incluiría la solidaridad y “compañerismo” de todos los escritores) para difundir la literatura en nuestro país.

A raíz del artículo de Juan Manuel Robles, Gustavo Faverón respondió, y es a esa respuesta a la que quiero enfocarme

…si todos los peruanos se ponen de acuerdo en, además de leer poco, leer siempre mala literatura, literatura chata y mediocre, palabrerismo que pasa por literario, superficialidades sin un grosor semántico real, eso sí produciría un Perú peor…

…Y creo que no importa de qué orilla venga la crítica y no importa si a veces se confunde la crítica con animadversión, lo que suele estar detrás de ella, en literatura, es la convicción de gran parte de los escritores y los críticos de que leer buena literatura es moralmente e intelectualmente mejor que leer mala literatura, cosa que simplemente no es relevante a la hora de elegir entre un coctel de camarones y un arroz con huevo frito…

…En el terreno de la literatura, en cambio, lo que necesitamos con urgencia es la multiplicación de las lecturas que aviven nuestra reflexión, agudicen nuestra mirada del mundo y nos hagan cuestionar quiénes somos y quiénes queremos ser: un buen plato de comida suele ser más caro que un mal plato de comida, pero un mal libro y un buen libro suelen tener los mismos precios. Los mismos precios, pero no el mismo valor: apuntemos al valor, que el mercado editorial no considera; aprovechemos que un libro valioso y un libro que no lo es cuestan lo mismo…

-Gustavo Faverón

Me hubiese gustado que Gustavo Faverón se hubiera tomado la molestia de iluminarnos y explicarnos a nosotros los neandertales, analfabetos de la buena literatura ¿qué es una “buena literatura” y qué es una “mala literatura”? Mi ignorancia me hace creer que una mala literatura es la literatura que pega a las demás literaturas chiquitas (aunque creo que no se refería a eso).

La literatura es más arte que ciencia, cuando crees tener todas las reglas para diferenciar una buena literatura de una mala, aparecen de vez en cuando esos locos para decirte: “lo siento, no me gustan esas reglas”

// rompen gramatical y orden, final el por empiezan, le añaden fantasía y color o cuentan algo sin trama (fin) //

Solo para años más tarde, ellos convertirse en el ejemplo de una literatura vanguardista y nada convencional, “propia de un genio que falleció y no fue valorado en su tiempo” repetirán los nuevos críticos que criticarán a los viejos críticos.

No me malinterprete señor Gustavo, estoy totalmente de acuerdo con usted cuando dice que debe existir una crítica, pero también debe entender que aunque le cueste aceptar, al igual que en la apreciación de una obra de arte, todo es muy subjetivo. Entiendo si en este momento se encuentra algo indignado con estas palabras, dado que usted ha dedicado casi toda su vida al estudio de la literatura y al igual que un buen artista definitivamente le brinda de mayor sensibilidad con la apreciación de lo que considera una buena o mala literatura. A muchos nos gusta la pintura y podemos discrepar al respecto, pero una persona que ha estudiado dibujo no solo brindará su punto de vista, también posee de cierta sensibilidad que no tenemos las personas que no estudiamos pintura y explicará el porqué le parece una buena o mala obra de arte, dando datos técnicos de relieve de imagen, contraste de colores y cosas por el estilo, en ese sentido, al ser este blog dedicado también al pensamiento escéptico y crítico le doy toda la razón con una crítica que hace a los medios de comunicación ¡dejen de entrevistar a las mismas personas y consulten con los que han estudiado y son especialistas en el tema!

La diferencia señor Gustavo es que en ese sentido, un artista que ama lo que hace no empezaría a restringir ni diría: “dejen de mirar esa pintura”, “esa pintura es pésima”, “ese dibujo es totalmente feo, los colores no combinan” pues a la gente que no tiene ni idea de técnicas de dibujo empezarán a sentir una especie de rechazo hacia las pinturas en general y al final, nunca podrán apreciar las verdaderas obras de arte.

Si un buen artista quiere que todos disfruten de buenas pinturas que “aviven nuestra reflexión, agudicen nuestra mirada del mundo y nos hagan cuestionar quiénes somos y quiénes queremos ser… y no pinturas chatas y mediocres” sería sensato, se haría caso y consultaría con los especialistas en el tema.

Si una persona al igual que él, dedicó su vida estudiando un curso llamado Marketing, que permite vender una imagen utilizando diversas técnicas de persuasión, el artista, confiando en el especialista en esa área, si él se lo indica, entenderá que para que la gente logre apreciar la belleza que se esconde detrás de la sonrisa de la Giaconda, primero deben deslumbrarse con el dibujo de un niño sobre su navidad y cosas sin sentido.

Personalmente no me gusta Paulo Coelho, me parecen historias simplonas y que buscan ser moralistas (además de muy aburridas), pero tengo una amiga que no le gustaba leer, en nuestro colegio nos mandaban a leer y lo hacía a regañadientes (y al final leyendo los resúmenes), veía a la literatura como una obligación… hasta que descubrió a Paulo Coelho, le gustó, empezó a comprar más novelas del mismo autor y ahora está empezando a leer cada vez más y a explorar nuevos autores, digamos que le empieza a gustar la literatura ¿se imagina si cuando empezaba a leer a Paulo Coelho le hubiera dicho que es un mal escritor y todo lo malo que me parece? ahora se lo puedo decir y bromeo al respecto, ahora lo toma deportivamente, aunque le sigue gustado Paulo, eso sí.

Al final Gustavo, no le puedes decir a un policía que no hable de política porque no estudió Ciencias Políticas, a un carpintero hablar de dibujos porque no estudio pintura, a un chef de literatura porque no estudió de literatura. Los argumentos se rebaten con argumentos, si eres un político y te parecen que los argumentos del policía están mal, utilizas tus conocimientos para rebatirlo, al igual si eres pintor o como tú, un literato con amplia experiencia.

Un cartón no te da el derecho a deslegitimar una opinión que puede ser totalmente válida, si quieres rebatir dicha opinión no puedes decir “no puedes opinar porque no eres experto” pero al ser experto si puedes decir. Mis conocimientos respecto al tema me dicen que esto está mal porque… (poner argumento válido aquí)

Al final creo que Gastón Acurio falló al tirar la toalla y si en realidad quería ayudar no debió renunciar, pues con su retiro le restó puntos, interés, entusiasmo, a un concurso que, gracias a la convocatoria de Gastón, quizás no nos traía mejores literatos, pero si nuevas personas entusiasmadas en escribir sus cuentos (por más simplones que te parezcan) y gracias a los expertos en el tema de Marketing, llevar poco a poco y de a pocos, la literatura a más personas y con el tiempo, eso repercutiría en todos los aspectos de la literatura, llevando más gente a leer esos libros que tan buenas críticas expertas tiene.

No estoy de acuerdo con lo que dices, pero defenderé con mi vida tu derecho a expresarlo.

-Voltaire

.

Acompáñame en twitter: @geanmiranda

Carta a la hermosa Maritornes

Te vi por vez primera en ese imponente castillo. Eres tan hermosa que mi cuerpo tiembla solo al pensarte, tu cara redonda como se aprecia la luna cuando está llena o la tierra vista de los cielos. Tu nariz romana es tan perfecta, aquella pequeña protuberancia solo embellece y corona tu belleza con cada respiro que das. Tu ojo tuerto y el otro no muy sano ¡que sabia la naturaleza! supo entender que una gran belleza no podía observar con los dos ojos las calamidades del mundo, pero aún así, te dio lo suficiente para ver las maravillas que te rodean.

Recuerdo la vez que en camisa y descalza, cogidos los cabellos en una albanega de fustán, con tácitos y atentados pasos, entraste a mi aposento. Pero a pesar de tu extremada belleza yo me debía a mi señora Dulcinea y propuse en mi corazón no cometer alevosía a mi señora Dulcinea del Toboso, aunque la misma reina Ginebra con su dama Quintañona se me pusiese delante.

Las cuencas de vidrio en tus muñecas, tu aliento que olía a ensalada fiambre y trasnochada y camisa de arpillera. Tenía entre mis brazos a la diosa de la hermosura, recuerdo que con voz amorosa y baja te dije sobre la prometida fe que tengo a la sin par Dulcinea del Toboso, única señora de mis más escondidos pensamientos; que si esto no hubiera de por medio, no fuera yo tan sandio caballero que dejara pasar en blanco la venturosa ocasión en que vuestra gran bondad me había puesto.

No sé que será de tu venturosa vida, espero que tanta hermosura no se desperdicie en uno de esos tantos bastardos sin corazón. Espero en un futuro poder encontrarnos nuevamente para contarte aquellas valerosas hazañas en los que con tanto esfuerzo logré salir con vida. Me despido diosa de la hermosura, no se olvide de este noble caballero andante, de su fiel escudero Sancho Panza y de mi imponente caballo Rocinante.

Don Quijote de la Mancha.

Representación de Maritornes y Don Quijote de la Mancha por un desconocido loco pintor.

Acompáñame en twitter: @geanmiranda

Nos asustamos tanto

No tengo muchas palabras que decir respecto a este vídeo, personalmente, considero uno de los mejores vídeos que he visto en youtube.

Acompáñame en twitter: @geanmiranda

El día que Neyser pudo volar

Neyser era un niño curioso, de nariz aguileña, cabello alborotado, cejas gruesas y algo cachetón. Le encantaba mirar el cielo, había algo que lo llamaba en esa infinidad de mar flotante, le gustaba mirar como los pajaros se trasladaban de un sitio a otro ¡parecían tan felices! ¡tan libres! le encantaría algún día poder hacer lo mismo ¿podría volar?

-¿Cuando crezca podré volar?- le preguntaba Neyser a su madre con total inocencia.

-¡No me hagas enojar con preguntas tontas!- respondía enojada la madre- ¿cómo se te ocurre que puedes volar? ¿acaso tienes alas? solo los pájaros pueden volar.

La tristeza embargó a Neyser pero él seguía mirando al cielo, además quizás su madre estaba equivocada, quizás algún día él podría volar. Pasaron los años y ahora era un adolescente.

-¿Crees que alguna vez se invente una tecnología con el que podamos volar con solo nuestro pensamiento?- preguntaba esta vez a su profesor de Historia.

-¡Es imposible!- le respondió- pero existirán mecanismo que quizás puedan impulsarnos.

Neyser se puso nuevamente triste, él no quería volar con una máquina, él quería hacerlo con su pensamiento, ser libre, moverse a su voluntad, sentir la brisa del viento recorrer su rostro. Pasaron los años y Neyser acababa de cumplir dieciséis.

-¿Crees que en algún planeta de este infinito universo existan seres racionales que puedan volar?- preguntaba esta vez a su grupo de amigos.

-¡Calla pajero!- le respondían todos- ¡la paja lo tiene loco!- exclamaba su amigo Junior.

Nuevamente se puso triste, regresó a su casa y terminó de resignarse ¡era imposible volar! ¡todos tenían razón!

Pasaron los días y conoció a Katherin, nunca se propuso estar con ella, solo era una amiga más, además, él solo era un loco y ella una princesa, eso se lo repetía infinitamente. Pero al final se dejó seducir, por aquellos labios delgados, esa hermosa sonrisa que dibujaba un par de hoyitos en sus mejillas y esos grandiosos ojos chispeantes. Pasó el tiempo y logró enamorarla, ahora estaban sentados en un parque, se abrazaron, una suave brisa acarició el rostro de Neyser, alzó la mirada y nunca aquel mar flotante le había parecido tan cercano.

-¡Que equivocados estaban todos!- le susurraba Neyser a Katherine y ella no entendía nada.

Acompáñame en Twitter: @geanmiranda