Federico Salazar y el argumento de lo absurdo

Fuente de la imagen: Netjoven

Me tomaré unos minutos para responder este artículo de Federico Salazar, respetado periodista cuyas opiniones siempre serán un referente. Esta vez, aunque el debate parece ya superado (fondo sobre la forma), aparece Federico con un argumento que sinceramente, cuando lo leí, no me quedó otra reacción que sonreír, no solo por la simpleza del argumento, sino también por lo absurdo de la analogía.

El argumento que utiliza se pudo haber desbaratado hace ya 200 años cuando dejamos atrás el positivismo puro, como lo apunta Juan de La Puente, y sinceramente, cualquier “cachimbo” de Derecho podría cuestionarlo.

Primero, me sorprende que Federico Salazar, use una falacia (Reductio ad absurdum) con una analogía increíble (¡votemos sin DNI!) porque bajo su lógica, el presentar el DNI es un acto formal y si no me dejan votar están en contra de mi derecho constitucional al voto. Dicho sofisma tiene tantos errores que no sé por donde comenzar. Trataré de ser breve.

Lo primero que se debe tener en cuenta es que la forma es un MEDIO para un fin. EXACTO Federico, tienes el derecho constitucional al voto y NO TE LO PUEDEN NEGAR como bien lo apuntas, PERO, a menos que el presidente de mesa sea una matutina aficionada de tu programa, ¿cómo puede asegurarse de que seas tú, Federico Salazar, quien está votando?, de hecho, al pedirte el DNI, se busca RESPETAR TU DERECHO CONSTITUCIONAL y que no afectes ese mismo derecho de millones de peruanos, ¿te imaginas si nadie tuviera DNI?, ¿cómo se podría saber quién ha votado y quién no?

¿Es esto comparable con lo pasado por TPP? Porque ¡vamos! Voz de Quijote, si siempre importa el fondo sobre la forma, seguiremos en la informalidad y los partidos políticos harían lo que quieren. Pues no. Como bien lo apunta Federico:

La ley no es caprichosa en este extremo. Cautela la democracia interna de los partidos. Cuida que los partidos sean instituciones donde no se hace lo que le da la gana a la cúpula, sino lo que se decide democráticamente.

Pero eso es lo que busca proteger la constitución. El estatuto es la VOLUNTAD de los miembros del partido político, y si hubiera miembros que se vieron afectados, creo que no habría mayor discusión, Julio Guzmán hubiera tenido que salir, Y AHÍ ES DONDE LA FORMALIDAD COBRA IMPORTANCIA para evitar conflictos.

Si alguien decía que se afectó su derecho constitucional y el partido de Julio Guzmán lo contradecía, recaía en éste (el partido político) PROBAR y es ahí donde la FORMA sirve como un MEDIO para hacer valer el FONDO (derecho constitucional), porque si nos ponemos tan quisquilloso como te pones Federico, ¿te parece democrático el hecho de que en CASI TODOS los partidos políticos solo se haya presentado un único pre-candidato presidencial?, ¿por qué no cuestionas eso?, ¿ahí no existe una “quiebra de la democracia interna en un partido”?, ¿no hubo ahí acaso una “cúpula” que decidió?

Fue gracias a la ponderación del fondo sobre la forma que se logró que MOVADEF (partido fachada de Sendero Luminoso) no pudiera postular, porque ellos cumplieron todas las formalidades, pero eso deja de ser importante cuando se pone en riesgo la democracia misma, ahí es más importante el sentido común, que apelar al adagio ya desterrado de “ley es la ley”.

Creo que Federico repetirá “la forma es tan importante como el fondo” solo en este caso, porque si lo hace con todos, la única candidatura que seguiría en pie -y un ejemplo para todos los otros partidos políticos- sería la de Verónika Mendoza y su partido Frente Amplio.

Acompáñame en Twitter: @geanmiranda

Anuncios