El aborto

El día 17 de Octubre, la prestigiosa presentadora principal de CNN en español, Patricia Janiot (@patriciajaniot en Twitter) preguntó a sus seguidores que opinaban sobre la despenalización del aborto (antes de las 12 semanas de gestación) en Uruguay. Mi respuesta generó un poco de controversia y quisiera por medio de mi blog, desarrollar mis argumentos.

El tuit de la controversia

En un tema tan polémico como lo es el aborto, muchas personas quisieron brindar su punto de vista, buscando defender su postura. Personalmente lo consideré una agradable experiencia, fue genial intercambiar ideas con muchos de ellos y sorprenderme al descubrir que teníamos muchos puntos de convergencia a pesar de la discrepancia de fondo.

El comienzo de una nueva vida

Tuits sobre el comienzo de la vida (Clic para ampliar la imagen)

¿Cuándo empieza la vida? Para muchos de ellos no existe duda alguna, la vida humana empieza desde la concepción. Sobre este punto, en la actualidad existe un gran debate al respecto en el campo médico, filosófico y en el Derecho.

La verdad, incluso si llegáramos afirmar que la vida humana no empieza desde la concepción, damos paso a un debate algo más complejo, ¿dónde empieza entonces? Para la respuesta a esa pregunta no debemos caer en ni uno de los dos extremos: el de la protección de un conjunto de células por sobre la dignidad e integridad de una mujer y el del materialismo puro que deja caer a ese potencial ser humano a la calidad de objeto. Intentemos llegar a una conclusión racional.

Al finalizar la primera semana, el blastocisto (masa esférica de células) recién llega a las Trompas de Falopio. En la tercera semana esta masa embrionaria de células DEL TAMAÑO DE UNA CABEZA DE ALFILER se dobla sobre sí misma para formar un tubo alargado, es recién a partir de la cuarta semana que empieza a crecer a razón de un milímetro diario.

A los 30 días, hasta a un experto le costaría decir a simple vista si este embrión se convertirá en un ser humano, un cerdo o un mono. Sólo la mitad de nuestros genes nos convierten en humanos. Compartimos el 98% de nuestro ADN con los chimpancés, 3/4 con los perros, la mitad con las moscas de las frutas y 1/3 con los narcisos

National Geographic. Documental: En el vientre materno.

Luego de seis semanas el embrión pasa a medir DOS CENTÍMETROS y es en la octava semana, esto es, al finalizar los dos meses, que el embrión pasa a llamarse feto y es ahí, donde considero que podría empezar la vida humana, ya que a la novena semana empieza a realizar sus primeros movimientos, pierde la apariencia asexuada, sus órganos empiezan a desarrollarse y la placenta funciona perfectamente, el feto ya no es tan vulnerable, aumenta su resistencia y disminuye el riesgo de aborto.

Quizás los que defienden el aborto hasta la doceava semana argumenten que los abortos son comunes en el primer trimestre (sólo el 50% de los óvulos fertilizados llegan a nacer, lo que pasa es que muchas veces la madre no sabía que estaba embarazada y confunde ese suceso con un exceso de sangre en la menstruación) pero esto no quiere decir que no se deba proteger a este feto que ya no es un simple conjunto de células, ahora tiene la categoría de potencial ser humano, además, es a partir de ahí que empieza una conexión entre el feto y la madre (se desarrolla muchas veces la aversión al olor del alcohol, el tabaco y otros agentes externos que podrían no ser beneficiosos para el feto, como método del maravilloso cuerpo humano para proteger su desarrollo)

En este punto pondría una única excepción pasado los dos meses y son los casos de aquellos bebés que al nacer sólo le quedarían pocos días o semanas de vida y llega sólo a este mundo para agonizar y complacer nuestro “benevolente acto de humanidad”, una excusa hipócrita para sentirnos mejor a costa del sufrimiento de un ser humano.

Usando la religión y el sentimiento de culpabilidad

El uso de la religión y el ardid sentimentalista (Clic para ampliar la imagen)

Algunos prefirieron  no argumentar, simplemente invocar algunos capítulos de la biblia para buscar imponer sus dogmas ¡si la biblia lo dice, debemos obedecer!

Por último, otras personas utilizaron el ardid sentimentalista: “tú y yo fuimos también un conjunto de células”, “ese conjunto de células somos tú y yo”.

Sí, es cierto, pero un violador de niños, un asesino o un político corrupto también era un conjunto de células como tú y yo, la verdad, eso no es argumento. Luego la sugerencia del ultrasonido, ¿en serio?… en fin…

Métodos anticonceptivos

Puntos en común: Métodos anticonceptivos (clic para ampliar)

Un punto en común es el de incentivar una educación sexual. Uno de los más grandes errores que tenemos los latinoamericanos es ver al sexo como un tabú. En la etapa escolar muchas veces se busca enviar el mensaje a los adolescentes que el mejor método para evitar embarazos o ETS es la abstención sexual.

Esta posición conservadora del siglo pasado que no tiene ningún fundamento es lo que nos muestra una triste realidad: Adolescentes con escasos conocimientos sobre los métodos anticonceptivos (muchos creen que no se puede producir un embarazo en la primera vez o siguen el famoso “coitus interruptus”)

Por culpa de aquellas creencias y prejuicios absurdos que muchos países del primer mundo ya dejaron de lado y nosotros no, es que tenemos esos altos índices de embarazos en adolescentes. Mujeres que no están en la capacidad física ni psicológica para tener un hijo, produciendo así, una mala formación que muchas veces la sociedad en su conjunto es la que tiene que pagar.

En este punto creo que todos estamos de acuerdo y creo que estamos avanzando en ese sentido, puesto que gracias a la globalización, aquellas taras son dejadas de lado y sólo un puñado de personas (muchas de ellas mayores de edad, comprensible pues aún viven con esas creencias y son reacias al cambio de pensamiento de las nuevas generaciones) son los que ahora ven al sexo como un tabú del que no se debe hablar, mientras son cada vez más los jóvenes que conocen los métodos anticonceptivos. Pero aquí viene otro problema y es el de las facilidades para conseguir dichos métodos en las poblaciones de bajos recursos económicos, pues el Estado no se preocupa en ello, pero eso es un tema aparte y no quisiera extenderme demasiado.

Cuando no se tienen argumentos…

Personas sin capacidad de argumentar y con una muestra de gran intolerancia (clic para ampliar)

No estoy de acuerdo con lo que dices, pero defenderé con mi vida tu derecho a expresarlo.

-Voltaire

Uno de los objetivos de mi blog es, entre otras cosas, el fomentar la tolerancia entre todos sin importar lo diferente que uno piense sobre un determinado tema, que prime la razón y el respeto mutuo. Lamentablemente, muchas veces  existen personas que no toleran un mundo en el que se tenga una concepción diferente y buscan a toda costa que se esté de acuerdo con sus ideas.

Una cosa es cierta, todos somos parte de un proceso de formación en la familia, la sociedad, la escuela, la universidad y muchas grandes experiencias que a lo largo de nuestra vida cambian nuestra perspectiva de ver el mundo. En pocas palabras, todos creemos tener la razón y el mundo debe funcionar como lo concebimos. Así como nos explicaron que debería ser y en esa obnubilación es que muchas veces no comprendemos la existencia de otros seres que como nosotros, también tienen sus propias ideas, diferentes e igual de respetables, todo radicará entonces, en la capacidad argumentativa para transmitir dichas ideas. En este caso en particular, quiero creer que fue la pasión del momento y lo polémico del tema, lo que hizo que estos tuiteros no escriban con el uso de su razón.

A modo de resumen…

  • Estoy a favor del aborto antes de terminado los dos meses de embarazo con las excepciones del caso que expliqué y por las razones ya expuestas.
  • Una mujer tiene el derecho de elegir sobre su cuerpo sin ser señalada por la sociedad ni discriminada por hacerlo.
  • Es incongruente sobreponer a un conjunto de células no formadas por sobre la dignidad, la salud mental, física y moral de la mujer.
  • La concepción de traer un niño al mundo sin importar si carecerá de amor, cuidado, necesidades básicas y una madre preparada para su formación, es uno de los actos más egoístas del ser humano en la búsqueda por satisfacer su ego y sentimiento de bondad.
  • La sociedad es hipócrita cuando exige pena de muerte para violadores, corruptos o asesinos, cuando en un principio, estos pueden haber sido producto de una sociedad que los obligó a venir.
  • La solución “que lo tengan y los adopten” no es viable, existen miles de niños en estado de abandono en albergues y centros de cuidado. Nunca serán adoptados.
  • Sólo en Perú, se producen cerca de 1000 abortos diarios. Casi todas ellas en clínicas clandestinas que no brindan los cuidados necesarios. Las mujeres más perjudicadas son las de escasos recursos, pues las que sí tienen dinero pueden ir a clínicas más seguras.
  • Se necesita un debate razonable, libre de dogmas y creencias, en beneficio de la sociedad, la madre y ese potencial ser humano.
  • Es necesario una educación sexual, enseñando a los adolescentes los métodos anticonceptivos disponibles y cómo se deben usar.
  • El Estado debe brindar las facilidades a las personas de bajos recursos para poseer esos métodos anticonceptivos.
  • La tolerancia es un valor que se debe incentivar para la convivencia pacífica y el logro de un consenso social basado en la razón.

La cosa va como sigue. Hace 32 años, el Tribunal Supremo de Estados Unidos reconocía con la sentencia del caso Roe vs Wade el derecho de la mujer a abortar. Exactamente 18 años después de ese día, en 1991, la tasa de criminalidad en Estados Unidos empezó a descender, hasta tener una caída sobre un 30% en todo el país. Muchas razones se han dado para ello, pero dos economistas, Steven Levitt y Stephen Dubner, defienden que el motor tras este descenso fue la legalización del aborto.

Sus conclusiones se mantienen sobre una enorme base de evidencia empírica. Primero, se sabe desde hace tiempo que la probabilidad que un niño cometa un crimen al crecer es muchísimo más alta en caso que sea un hijo no deseado. Este hecho está corroborado por multitud de estudios en multitud de países, controlando por otras variables. Entra dentro de la lógica; las mujeres que no quieren tener un hijo es porque saben que no podrán educarlo en un contexto adecuado, sea por falta de recursos o por otras causas. Si una mujer se ve obligada a tener un hijo que no quería, el contexto no cambia (sigue siendo pobre y viviendo en una barrio horrible), así que el hijo es más probable que acabe delinquiendo.

Aparte de este hecho, Levitt y Dubner tienen más pruebas. Varios estados, como Nueva York, legalizaron el aborto años antes que Roe vs Wade. Es relativamente sencillo comparar estadísticamente si el descenso de la criminalidad se produce años antes en esos estados, y los datos efectivamente corroboran esa hipótesis. Aún más allá, comparando el número de abortos per capita en cada estado, se detecta que los estados con más abortos experimentan descensos de la criminalidad mayores que los que tienen menos.

La explicación completa viene en Freakonomics, un librito lleno de ideas tremendamente poco convencionales ancladas en muy sólida teoría y aún más sólidos datos. No hace falta decirlo, el libro ha armado bastante jaleo por aquí, por esta y otras teorías. El libro es claro, habla de datos reales y se basa en Ciencia Social de la buena; muy recomendable.

Fuente: http://ego-marx.blogspot.com/2005/09/aborto-y-criminalidad.html

Acompáñame en Twitter: @geanmiranda