Cuando te dejas vencer por el conformismo

En lo personal, me considero un ser humano soñador y ambicioso, cualidades que la mayoría de personas considera negativas; es mejor ser realista y humilde, pero ese no es mi caso. No me imagino por ejemplo, ganando un sueldo fijo y considerablemente bueno y exclamar que he logrado el éxito, porque mis ambiciones van mucho más allá del dinero (aunque soy consciente de que el dinero es un elemento muy importante del que no puedo prescindir) así que si en un par de años, gano un buen sueldo y todos me dicen ¡lo has logrado! y me siento feliz por ello, entenderé a la vez que he fallado, que me quedé en medio camino y alguien con más agallas está viviendo mi sueño. Lo confieso:  soy un inconformista.

Como inconformista, mi papel no es el de quejarme con todo aquello que no creo que funcione bien, pero sí, el de buscar un cambio cuando las cosas no cumplen mis expectativas. Creo que uno deja de soñar y se va conformando con el paso del tiempo, uno se vuelve más “realista” y recuerda con gracia cuando de joven “quería cambiar el mundo” pero sin darse cuenta, es el mundo quien lo cambió.

“¡Sonamos muchachos! ¡Resulta que si uno no se apura a cambiar el mundo, después es el mundo el que lo cambia a uno!”

Quizá es ese mismo ímpetu joven el que me impulsa a querer perseguir mis sueños por más locos e “imposibles” que sean, pero me niego a creer que esto es lo mejor que se le puede sacar a la humanidad. Tanto odio, violencia en las calles, injusticias y desigualdades. Aún tengo ese fuego interior que muchos jóvenes poseen o que si leyendo esto dices: “también pensaba lo mismo cuando era joven, el tiempo se encargará de hacerte pisar tierra” ya se te apagó.

Cuando te dejas ganar por el conformismo y crees que todo esta perfecto, que mientras tú y tu familia estén bien no hay de que preocuparse, es cuando solo haces lo que hacen los demás, agachas la cabeza y no te queda mayor remedio que el decir: “está bien… si todos lo hacen… está bien”. Respecto a políticas económicas, me considero liberal, creo que el libre mercado, con todos sus defectos, es el mejor sistema económico actual vigente (por lo menos, mucho mejor que el comunista) pero eso solo nos dice una cosa: no estamos haciendo las cosas bien, nos hemos dejado ganar por el conformismo y muchas personas sufren las consecuencias de nuestro gran egoísmo.

Espero que nunca se apague ese fuego interior, perseguiré mis sueños hasta que no tenga energías para seguir y haré todo lo posible por conseguirlo, claro está, dentro de los marcos legales y éticos con el que determino mi vida. Al final somos solo animales y siempre haremos lo que hacen los demás, por mi parte, intentaré de alguna forma marcar la diferencia, hacer algo por la humanidad y no solo para mí, trataré de seguir siendo inconformista.

Al respecto, un vídeo sobre el “Experimento de Conformidad Grupal” de Asch que nos muestra una interesante realidad.

Acompáñame en twitter: @geanmiranda

Deja un comentario (no es necesario tener cuenta y tu correo electrónico no se publicará)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s